lunes, 8 de mayo de 2017

EL PODEROSO IMPULSO DE LA ATRACCIÓN

Podría contarte,
como sueño contigo
con los ojos abiertos.

Podría contarte,
que mis pasos
seguirían los tuyos
aún sin saber su destino.

Podría contarte,
que mis manos,
estarían siempre junto a las tuyas,
para no perderte quizás.

Podría contarte también,
que siento la felicidad,
y que mi garganta
quiere gritar de alegría.

Puedo contarte todo esto,
sólo con mirarte,
con estar a tu lado,
con decir dos palabras,
te quiero.
***
En el poema que acabas de leer titulado “Podría Contarte”, expresa lo que a todo ser humano le inspira y le motiva, el concepto de amor romántico. Éste concepto de amor hace que me pregunte qué es el amor verdadero. Por qué tantas obras, películas, canciones o poemas giran en torno a éste tema.

Cada día coincidimos con decenas de personas, sin embargo lo que realmente es mágico es descubrir de pronto que nuestros mundos armonizan, llegamos a conectar con la mente y el corazón y de este modo establecemos una conexión emocional con ciertas personas, es el impulso y la necesidad de estar con el otro.

¿Qué interviene en la conexión entre dos personas que sin conocerse casi de nada quedan atraídas la una por la otra?

Los estudios sobre el enamoramiento y el amor han sido muchos en las últimas décadas, uno de los hallazgos científicos más importantes es que el amor, dejando aparte factores culturales, actúa como una droga en nuestro cerebro, modificando el funcionamiento de éste al conocer a la persona amada.

Cuando nos sentimos en pleno subidón cuando estamos enamorados, es porque ocurre una cascada neuroquímica en nuestro cerebro. Liberamos grandes cantidades de serotonina que causa que estemos recordando constantemente a nuestra pareja. También liberamos adrenalina lo que nos hace estar más enérgicos. Y liberamos grandes dosis de dopamina que interviene para reforzar conductas placenteras y está implicada en la adicción a las drogas.

Estas reacciones químicas también causan serios problemas cuando se sufre un desamor, porque podemos acabar deprimidos, melancólicos y obsesionados con la persona que amábamos.

El científico Robert J. Sternberg, reconocido en el campo del enamoramiento y el amor, en su libro “Teoría triangular del amor”, afirma que existen tres cualidades clave en las relaciones de pareja que son: intimidad, pasión y compromiso y que hay siete formas de amar, son las siguientes:

Cariño: El cariño es la amistad auténtica. Hay intimidad, pero no pasión ni compromiso.
Encaprichamiento: Es característico de relaciones superficiales. Existe pasión pero no hay intimidad ni compromiso.
Amor vacío: Es una relación interesada. Hay compromiso pero no pasión ni tampoco intimidad.
Amor romántico: La pasión y la intimidad hacen que la pareja sienta gran atracción, pero no hay compromiso.
Amor sociable: Hay intimidad y compromiso, pero no pasión. Aparece cuando la relación pierde la química.
Amor fatuo: No hay intimidad. Las personas sienten atracción y quieren estar juntas, pero no tienen muchas cosas en común.
Amor consumado: El amor consumado es el más intenso y combina los 3 elementos: intimidad, pasión y compromiso.
HAZ CLIC AQUÍ PARA DESCARGAR EL EBOOK

El enamoramiento es un camino que está plagado de idealización en el que proyectamos sobre la otra persona todas nuestros deseos e ilusiones. Cuando llegamos a ver al otro con sus fallos e imperfecciones, si aceptamos esas diferencias y llegamos a amarlas entonces podremos encontrar y entender el amor duradero.
Begoña Pombar



No hay comentarios:

Publicar un comentario